El mayor temor de cualquier conductor es ir a recoger su coche, en el lugar en el que lo había aparcado, y encontrarse con que allí no está, con que ha sido robado. Lo que vemos en este vídeo, aparentemente, nos muestra cómo dos individuos se acercan a un Mercedes-Benz y, mientras uno de ellos aproxima una caja negra a la puerta de la vivienda, el otro abre el vehículo, accede a su interior, enciende el motor y se marchan. En menos de 20 segundos el Mercedes-Benz ha sido robado. ¿Pero qué ha sucedido?

 

 

¿Cómo se puede robar un Mercedes en 20 segundos?

Los hechos se produjeron en Essex, en Reino Unido. El propietario del coche robado habría compartido su historia en Facebook, junto con el vídeo que ves en este artículo. Advierte del peligro de no cerrar correctamente el coche, y de que las llaves o, mejor dicho, el mando a distancia de apertura y arranque inalámbrico, estén demasiado cerca del vehículo, que es lo que habría sucedido con este Mercedes.

No es la primera vez que escuchamos acerca del peligro de los mandos a distancia de apertura y arranque inalámbrico, de cómo muchos ladrones están utilizando amplificadores de señal para robar coches y de soluciones caseras para protegernos del robo. Se habló incluso de guardar el mando de nuestro coche en la nevera, lo cual ciertamente puede tener sentido, por descabellado que parezca.

 

 

 

El robo de coches con amplificadores de señal

La imagen del ladrón con una caja negra aproximándose a la puerta de la vivienda encaja con el modus operandi de los robos mediante amplificadores de señal. Los sistemas de apertura inalámbrica de los coches tienen un alcance muy limitado, el suficiente para que aquel que intente abrir el coche lleve el mando en el bolsillo. Pero como ya vimos anteriormente y teorizaban hace años en Microsiervos, en casos en los que el mando a distancia esté relativamente cerca del coche, por ejemplo aparcado en la puerta de una vivienda, el uso de un amplificador de señal puede ser más que suficiente para que el sistema del coche reconozca la llave, y esta envíe una señal de respuesta que permita abrirlo, e incluso encender el motor.

Los coches de gama alta no solo son propensos a sufrir robos, sino que también son vulnerables. Existen otro tipo de robos de coches de gama alta, que nos consta es muy habitual en España y ciudades como Madrid, que se basa en el pirateo de los sistemas de codificación de la llave, y el sistema de encendido. Quizás el que vemos en este vídeo sea el menos común, por el hecho de que en España sea más habitual el uso de garajes comunitarios – generalmente muy alejados de la vivienda – y garajes particulares, y cerrados, en viviendas unifamiliares.

Hace años ya os contábamos cómo se proponía utilizar la nevera para guardar el mando a distancia y evitar un robo. La idea, por descabellada que parezca, tenía sentido. La nevera, o un recipiente, una caja, metálica, pueden actuar como jaula de Faraday  y actuar como un inhibidor de señal que neutralice el amplificador de señal de los amigos de lo ajeno, por la misma razón que los teléfonos móviles pierden la cobertura, pierden la señal, cuando entramos en un ascensor.

Por suerte ya existe solución al problema.

Se trata de una funda protectora de ondas con la que los ladrones no podrán leer la llave.

[amazon_link asins=’B074VBCYC6′ template=’Carruseldeproductos’ store=’ysc-21′ marketplace=’ES’ link_id=’7fc0c0d7-7459-11e8-80e5-c3b3f11f8987′]