Publicado el

Desaparecen unas piedras del puente romano en San Martín de Valdeiglesias

Puente romano san martín de valdeiglesias

El puente romano que durante 2.000 años ha desafiado al tiempo en San Martín de Valdeiglesias (8.650 habitantes) puede sufrir en pocos meses daños irreparables. Este monumento y una cercana iglesia medieval, ocultos durante casi 20 años bajo las aguas de pantano de San Juan, afloraron en verano por la bajada espectacular del nivel del embalse.”Desde que han vuelto a ser visibles estos monumentos hemos notado que algunas personas se llevan sus piedras como recuerdo”, comenta el alcalde, José Luis García, del PSOE.

 

La Dirección Regional de Patrimonio comenzará en breve un estudio del puente. “Según los resultados que se obtengan, se estudiará comenzar un proceso de consolidación del monumento. No queremos que las aguas del pantano terminen de derribarlo cuando suban”, dice García.

Puente romano san martín de valdeiglesias

Un puente con mallas

Patrimonio confirmó ayer que el puente será protegido con mallas metálicas antes de dejar que las aguas lo vuelvan a cubrir en invierno. “Esta protección impedirá que las fuertes corrientes del embalse arrastren alguna de sus piedras”, indico un portavoz.

El puente -que cuenta con siete ojos, los restos de un puesto de peaje y pavimento de losas de granito- estuvo en uso hasta la década de los cincuenta, época en que se levantó el embalse. La ermita, dedicada a la Virgen de la Nueva, llegó a contar en el siglo XII con una hospedería. En ella durmieron, según los legajos parroquiales, Alfonso X y Felipe II. Este templo contuvo un retablo plateresco atribuido a Berruguete. Los vecinos lo trasladaron, para salvarlo de las aguas, a una nueva ermita construida un centenar de metros más arriba.

Esta noticia se publico en El País el Jueves, 26 de octubre de 1995

Fuente original: elpais.com

HISTORIA DEL PANTANO DE SAN JUAN.

El pantano de San Juan nace con la idea de aprovechamiento de aguas de uso industrial y agrícola del río Alberche, por su proximidad a Madrid y Toledo. Con fechas 29 de abril de 1912 y 26 de noviembre de 1920 se otorgaron sendas concesiones a D. Padro Labat y a d. José María Mendez Vigo, con destino a usos industriales, pero con una franca orientación al regadío aguas abajo.Hubo de ser el Conde de Guadalhorce quien dio el paso definitivo para la utilización integral del Alberche, unificando estas concesiones en el Real Decreto Ley de 25 de junio de 1926.

Continuar leyendo…